Espacio de libros de Lij

Abrimos este esapacio proponiendo la lectura del libro “¡Julieta, estate quieta!” cuyo texto e ilustraciones son de Rosemary Wells.


¡Que disfrutes del paseo!


En la página “Libros del rincón” puedes leer el libro completo

Has clic en los siguientes títulos:




  • Para dejar tus aportes has clic en “comentarios” . Tu participación pude ser anónima o no.
  • O bien puedes escribir a espaciodelij@hotmail.com (Subject: "Hablemos de libros")
  • ¡¡¡Gracias por fluir en este espacio!!!

6 comentarios:

lorenzo dijo...

He leido gustosamente el relato de julieta. quiero preguntarles a otros lectores
¿si son o han sido como salustiano como flor o como julieta?
El cuento nos hace creer que es un cuento pero a mi
me toco como flor
ser el mayor.

Espacio de L i j dijo...

¡Efectivamente Lorenzo!, este relato nos permite la identificación mediante la personificación de los ratoncitos. A mi me tocó como Salustiano ser la menor, aunque no te creas que había tanta diferencia...bueno aunque eso lo deberían corroborar mis hermanos. (la subjetividad -en este caso- es un tema crucial)
Próximamente leeré/compartiré este relato con un grupo de niños y niñas, ya les contaré la experiencia.
Hasta pronto!

Silvina

Silvina dijo...

Leímos el libro con los chicos y chicas del Centre Català de Mendoza y puedo decir que JULIETA YA ES TODO UN REFERENTE...Cada vez que una de las niñas más pequeñas está muy movediza sus otros compañeros le dicen: "Julieta, estate quieta!!!" y todos ríen...

Maria Eliana dijo...

Estimada gente.
En primer término les comento que me encanta este espacio, nos gustó mucho a mi hija y a mi JULIETA ESTATE QUIETA, las ilustraciones, la riqueza del texto, la rima, en fin hermosísimo
Desde ya muchas gracias por permitirnos deleitarnos con el material propuesto
María Eliana Sáez

Elena Lescano dijo...

Esta poesía me parece psicológicamente muy dañina. El uso que los chicos de Silvina hacen del "Julieta, estate quieta" me confirma en lo que pienso. Julieta, hija del medio, es una nena abandonada. Sí, así es. Protesta a su modo y la hacen callar. Cuando su enojo se vuelve insoportable ensaya con un nuevo método: desaparecer. La familia se inquieta un poco, pero nadie registra que Julieta necesita apoyo, nadie escucha su mensaje. Mamá, se disgusta. Papá se tranquiliza pensando que es un juego. La hermana, por lo menos, se arrepiente un poco por sus malos tratos. Cuando ella reaparece, todos hacen como que nada ha pasado. Por lo que todo seguirá igual para Julieta.¿Hasta cuando? Y ... quizá hasta que en la adolescencia se ponga más terrible, rebelde, drogadicta, suicida o algo seguramente diferente a su "perfecta" hermana mayor. ¿Es este el modelo que queremos darle a los niños sobre el manejo de sus emociones? ¿Reprimirlas, callarlas, no validarlas? Y los nenes, claro se prenden al discurso represivo que les proponemos.¿ No sería mejor ayudar a Julieta a poner palabras para expresar su malestar, sin romper todo? ¿Que tal si hacemos otra poesía al estilo "¿Qué te pasa, Julieta? Hablemos..."
Este espacio es muy valioso y lo estoy recomendando a la gente. Gracias.

Jessica dijo...

El uso que hacen los chicos “de Silvina” (aunque no son de ella) es totalmente ameno y en total complicidad, se ríen, disfrutan y juegan con la expresión literaria introducida en una situación cotidiana, los he podido ver y entretenerme con ello.
¿Qué pasa que no nos atrevemos a tocar según qué temas para niños? La verdadera literatura trasciende los límites de lo no aceptado, y somos nosotros quienes después de leer propondremos o no cambiar situaciones o pensar y repensar-las.
Respecto al modelo de niño, de eso nada, no creo que debamos brindar modelo sobre el manejo de las emociones, ¡con lo subjetivo que es eso!
Modestamente creo que la poesía que propones sobre hablar de los “problemas” de Julieta le quitaría el encanto, la magia, la poesía y la esencia de este relato que (bien merecido) ya es todo un clásico en la historia de la LIJ.
Un gran saludo!